domingo, 10 de diciembre de 2017

MIENTRAS CAE EL OTOÑO.







Nosotros esperamos
envueltos por las hojas doradas.
El mundo no acaba en el atardecer,
y solamente los sueños
tienen su límite en las cosas.
El tiempo nos conduce
por su laberinto de hojas en blanco
mientras cae el otoño
al patio de nuestra casa.
Envueltos por la niebla incesante
seguimos esperando:
La nostalgia es vivir sin recordar
de qué palabra fuimos inventados.

sábado, 9 de diciembre de 2017

LABERINT.





és paraula la vida
vençut silenci
foc que revifa la fullaraca morta
de les hores

sobre les runes del temps la poesia
disposarà de nou l'atzar de tots els somnis

i trobaràs al vell espill dels dies
l'extrem del laberint

viernes, 8 de diciembre de 2017

martes, 5 de diciembre de 2017

TIERRA FIRME. Matilde Asensi.



Por fin me estreno con la narrativa de Matilde Asensi. Una de mis autoras favoritas, con la trilogía de Ojo de Plata, conocida como la gran saga del Siglo de Oro Español. Es una lectura que cumple con creces el requisito de entretener al lector y la considero apropiada para quienes quieran tomar un primer contacto con la novela de ficción histórica.

SINOPSIS: Nada podía hacer sospechar a Catalina Solís cuando embarcó en la flota española de Los Galeones con destino al Caribe, que al otro lado del océano encontraría un Nuevo Mundo plagado de peligros y desafíos.
Tras escapar de un abordaje pirata y sobrevivir en una isla desierta durante dos años, emprenderá una nueva vida bajo el nombre de Martín Nevares. Así, junto con su padre adoptivo y los marineros de la Chacona, se convertirá en uno de los muchos contrabandistas que surcaban los mares a principios del siglo XVII.
En ésta, la primera aventura de la trilogía protagonizada por la intrépida Catalina Solís, Matilde Asensi recrea magistralmente la atmósfera y la vida cotidiana de las poco conocidas colonias españolas de las Indias. Un apasionante viaje que tendrá su continuación en la trepidante Venganza en Sevilla.








Matilde Asensi muestra en esta primera parte de la trilogía un perfecto engranaje de historia y aventuras, premisas que mantiene en sus novelas y que tanto enganchan a quienes las leen. En ellas domina el rigor histórico con el que consigue transportar al lector a la época que se desarrolla la trama. La autora utilizará un personaje femenino que se hace pasar por hombre, tantas veces utilizado en la literatura, que transita en los últimos años del S. XVI y en las colonias españolas en el Caribe.
Como es habitual en la escritora alicantina, todo muy bien documentado. Aunque, en mi modesta opinión, en alguna ocasión me encontré con que la documentación que aporta me desviaba un tanto de la trama. Una trama que, sin embargo, nos absorbe hasta el final, aunque se vea un tanto previsible y en alguna fase de ella la encontré poco creíble, pero esa ya es una suposición mía.
En “Tierra firme” estamos a finales del S. XVI, con un imperio español extendiéndose por el mundo, pero con unos reyes solo preocupados por continuar con sus guerras y como financiarlas.
Para ello el oro y la plata traídos desde el Nuevo Mundo son fundamentales para financiar a un Imperio sumido en una pobreza cada vez mayor.
También dará cuenta de la situación española en relación con las colonias, así como, la vida en ellas. Asistiremos también a todo el entramado económico que este comercio suponía, y como algunos, desde España, se aprovechaban de ello para enriquecerse con la información del transporte de mercancías del Nuevo Mundo.

La narración está escrita en una castellano cercano al tono de la época, el S. XVII, donde recrea usos y costumbres de aquel tiempo de oro. Así que, el lector se siente transportado a la época en la que comienza a forjarse la vida en el Nuevo Mundo. Al principio, la novela es bastante introductoria y contiene grandes dosis de información histórica: eso ayuda mucho a situarnos.
“Tierra firme” pondrá gustar más o menos, pero su calidad literaria es indudable. El estilo de Matilde Asensi es digno de mención; la historia es densa en detales e información, hecho que obliga a mantenerte atento en cada una de sus palabras pero que a la vez resulta tremendamente enriquecedor. En esta novela no hallaréis batallas encarnizadas –alguna quizás- ni búsquedas de tesoros, ni siquiera un ritmo frenético en la lectura; de hecho, os lo he dicho anteriormente, que el ritmo es bastante denso en información y, por tanto, un poco lento. Y, así como, la presencia de piratas en esta novela es bastante escasa.

“Tierra firme” nos muestra una serie de personajes más bien estereotipados que nos solemos encontrar en las novelas de aventuras ambientadas en esta época. A través de los ojos de la protagonista veremos cómo era la vida a inicios del S. XVII, sus costumbres, la manera de hablar, a la vida en el mar… Gracias a eso, el lector se verá fácilmente inmerso en un mundo y un periodo que le son muy lejanos.
Es evidente que se profundiza más en unos personajes que en otros, pero todos resultan muy humanos y quedan bien perfilados. Lo cierto es que tiene una diversidad de personajes y la mayor parte de ellos de gran importancia en el desarrollo de la historia.
Desde Catalina o Martín, Esteban Nevares un hombre honrado, su esposa María Chacón propietaria de un burdel. Pasando por la tripulación de la Chacona, el indio Juyuheido o el negro Tomé.
Además, nos encontramos, un elenco de personajes secundarios necesarios que marcan el devenir de la historia.

En conclusión, es un libro que recomiendo a todo aquel que le guste la novela histórica. Porque más que el género lo que apreciamos es un buena historia y una buena narración que nos deje un buen sabor de boca y, hasta el momento, Matilde Asensi, es una de las autoras que siempre lo consigue.